Tú echa mierda que algun@ habrá que se la crea

julio 29, 2011

Hoy he tenido la “suerte” de visualizar un polémico vídeo que al parecer está emitiendo estos días la cadena de televisión Intereconomía. ¿Saben cuál les digo, no? Esa que no ve nadie, por ser un auténtico bodrio fascista y trasnochado, y que por falta de presupuesto se ha visto obligada a mendigar dinero, cual cura en una iglesia, a sus fieles para poder seguir difundiendo su mensaje racista, homófobo y misógino como sólo ellos saben hacer. Ya sé que escribiendo este artículo les estoy haciendo propaganda, pero me ha parecido tan aberrante y manipulador, que me han entrado ganas de escribir al instante. ¿Cómo se puede ser tan falso, hipócrita, tan reaccionario, con el fin de desacreditar a todo aquel que no piense como ellos? ¿Eso es libertad de expresión? Luego criticarán a políticos vascos de enaltecimiento del terrorismo, pero afirmar que la gente de izquierdas estamos a favor del asesinato, de liquidar a todas las personas que no piensan como nosotr@s y de apoyar la corrupción, entre otras lindezas, me parece denigrante. Y lo peor es que este mensaje cala en ciertos sectores de la sociedad que, en un principio, deberían alejarse sobremanera de la ideología del susodicho medio.

Nos acusan de ser pro abortistas, pero en lugar de tratar el tema con la delicadeza y el tacto que requiere, se quedan tan anch@s afirmando que con la reciente ley cualquier mujer irá a abortar tantas veces como ella quiera, que se convertirá en un acto rutinario para las féminas… Vaya, que en lugar de irnos a echar un café o unas cervezas, quedaremos en la sala de espera de una clínica abortista para ver qué tal nos ha ido en la intervención.

 Ellos dicen que no apoyan el aborto, porque lo consideran un asesinato, pero no dudan en marcharse al extranjero para poner fin a sus embarazos no deseados. Hipocresía barata. Así mismo, no se les cae la cara de vergüenza cuando sale un nuevo caso de niñ@s violados por miembros del clero, afirmando incluso que algunos menores buscan ser violados:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/obispo/Tenerife/afirma/algunos/menores/incitan/abuso/sexual/elpepusoc/20071227elpepusoc_1/Tes.

Claro, los pederastas de la Iglesia necesitan más niños para seguir perpetrando sus actos deleznables, que según Benedicto XVI, en su época eran completamente normales:

http://www.trinityatierra.com/2010/12/22/benedicto-16en-los-70-la-pedofilia-se-consideraba-normal/

Lo único que pretenden es recortar los derechos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, considerándola un ser dependiente del hombre, incapaz de controlar sus impulsos ni de distinguir entre el bien y el mal. Por otro lado, los empresarios los necesitan porque a ellos les conviene que las mujeres nos pongamos a parir como conejas para mantenernos en nuestras casas y así se evitan tener que pagar a trabajadoras que algún día faltarán a su puesto de trabajo por tener que llevar al niño/a al médico, ya que su papá estará muy ocupado invirtiendo todo su tiempo en construirse una carrera profesional brillante.

Se posicionan en contra de la eutanasia alegando que la izquierda apoya esta práctica para ahorrar en Sanidad: ellos prefieren ahorrar de las arcas públicas mediante el copago = privatización.  Aquel que no pueda pagarse una intervención o un tratamiento, que se aguante, que no estoy yo ganando mi pasta gansa todos los meses para que se la gasten los pobres en sus enfermedades.

Están en contra de la escuela pública, porque saben que los valores “neutros”, con esto me refiero principalmente al carácter laico que aboga la izquierda en educación, va en contra de su retrógrada moral católica. Ah! Pero no dudan en pedir que se concierte la etapa de infantil y bachillerato en las escuelas católicas. Y por supuesto, que los libros escolares sean gratuitos, evitando así que haya más partidas para becas de comedor o material escolar para aquellas familias que realmente lo necesitan.

Están en contra de l@s funcionari@s: ¿no será porque a ell@s también les gustaría tener un puesto fijo de por vida y un sueldo digno? Pero claro, para ser funcionario hay que pasar un examen, que muchos de ell@s no serían capaces de aprobar y tienen que buscar trabajo mediante enchufes en empresas de sus familiares o de amigos. Pu-r-a envidia. Lo peor del caso, es que están logrando introducir esta creencia, de que los funcionarios no hacen nada y sólo causan un gasto inútil al país, en el mundo obrero. Es alucinarte ver cómo cada vez hay más obreros de derechas que de izquierdas. Si otr@s gozan de más derechos que yo, en lugar de luchar para alcanzar esa igualdad, les atacan con el fin de que los pierdan.

Afirman que la izquierda quiere machacar al empresario. Nada de eso, pero hay que luchar para evitar que haya un abuso de poder y, a la vez, fomentar las cooperativas, donde todas las personas que trabajen en una empresa sean a la vez sus propietarias.

La frase “creo en la mentira como arma política” no sé qué pinta aquí, la verdad, porque más mentiras que vierten ellos: el 11 M fue un atentado de ETA, los trajes de Camps y Ricardo Costa… Ellos son expertos en el “donde dije digo, digo Diego”.

Están en contra de la Ley de la Memoria Histórica porque alegan que reabrirá viejas heridas. Quizá las reabra en sus vidas, pero hay mucha gente que sigue sufriendo por no poder ofrecer un entierro digno a sus muertos, o por no saber dónde se encuentran sus familiares asesinados. Cuando llegue el día en que todo el mundo localice a sus seres queridos y puedan darle sepultura, entonces se cerrarán las heridas definitivamente.

Esperaremos a ver con qué nos sorprenden de aquí a las elecciones del 20N.